CONTACT CENTER | 3 MINUTOS

Las empresas de mañana

Escrito por José Francisco Rodríguez
Presidente @ AEERC Linkedin

En solo unos días, las empresas, los mercados, la sociedaden general, estamos viviendo un cambio de conductas sin precedentes, en la que prima la incertidumbre y donde el consumo de información y de noticias crece de manera exponencial. Ante este escenario ¿Qué deben hacer las marcas?

el efecto que ha provocado el COVID19, va a suponer un nuevo catalizador para que las empresas y las marcas, busquen nuevas referencias en el campo de la comunicación y los valores

Sin duda, de todo lo que hacemos en nuestro día a día y de los resultados que obtenemos, se aprende, pero el efecto que ha provocado el COVID19, va a suponer un nuevo catalizador para que las empresas y las marcas, busquen nuevas referencias en el campo de la comunicación y los valores,

¿puede ser sostenible una estructura empresarial basada en el teletrabajo sin una consolidada cultura y valores? Yo creo que no, que resulta del todo imprescindible a partir de ahora, abordar no solo la transformación digital sino que tiene que ser parte inequívoca, disponer de una estrategia de cultura y de valores. Todos estábamos convencidos que no había distancias en la era de la digitalización pero nos hemos dado cuenta de repente, que la distancia no es tecnológica sino cultural.

Además, hay que hacer una apuesta firme por pasar de la escucha activa a la escucha participativa

Disponer de un plan de digitalización o de transformación digital no implica que estemos preparados para entornos como a los que nos estamos enfrentando actualmente, a partir de ahora la medida para conocer la distancia que separa a una empresa de su equipo, no son los kilómetros, sino lo valores. Las Marcas con Valores acercarán no solo a los clientes sino que en modelos de relación con teletrabajo contribuirán a facilitar el desempeño y las relaciones interempresariales  y la manera de enfocarlo es creando un relato corporativo basado en hechos y en la situación actual, en desafíos comunes. Además, hay que hacer una apuesta firme por pasar de la escucha activa a la escucha participativa ¿podemos imaginar el teletrabajo sin una escucha participativa? Una vez más, creo que no.

En definitiva, vivimos en unos momentos donde la información además de ser intensa, tiende a ser externa. Tenemos que romper con la dicotomía de comunicación interna y externa y crear la “tercera dimensión” de la comunicación que aglutine tanto los objetivos internos como los externos en uno solo, donde el contexto que nos rodea, será parte de nuestra cultura y valores.

Todas las crisis nos enseñan algo. Esta, nos va a mostrar el potencial del teletrabajo o lo que a me gusta denominar como la “hibridación” del puesto de trabajo, y nos enseñará también, la importancia que tiene, crear esa cultura y valores cuando trabajamos a distancia para seguir cosechando resultados empresariales.

 Espero que todos os encontréis bien y nos vemos muy pronto

Sigue todas las novedades en el área de Customer Experience. ¡Suscríbete ahora al CX Blog!